A menudo, cuando no hay mucha información sobre un tema, automáticamente se acaba considerando "para unos pocos", difícil. Creo que este es el caso del hogar inteligente, un concepto que a primera vista parece complejo, pero que en realidad está al alcance de todos, por una serie de razones que intentaré explicarles.

En general, se piensa que sólo es posible tener una casa inteligente y aprovechar al máximo su potencial si se cuenta con un sistema de automatización del hogar de última generación, diseñado especialmente para ello. En realidad, no es así, porque incluso los sistemas de automatización del hogar diseñados con previsión hace diez años pueden llevarse ahora a los niveles más altos gracias a los nuevos dispositivos.

La característica esencial de los sistemas actuales de domótica/casa inteligente es una: la compatibilidad con las plataformas y asistentes de voz más populares como Google Home, Amazon Alexa, Apple HomeKit, IFTTT y la plataforma de código abierto Home Assistant. Se trata de un valor añadido que aumenta aún más el potencial del hogar inteligente: sin el control por voz y por medio de una app, se echan en falta una serie de ventajas como el control remoto, la flexibilidad y la comodidad, por nombrar sólo algunas.

La compatibilidad con al menos uno de estos tres asistentes de voz, por lo tanto, le permite estar al día y tener un sistema que puede ser gestionado en línea incluso de forma remota, utilizando los protocolos de las empresas más grandes del mundo, heredando sus altos estándares en términos de seguridad informática. Evidentemente, la compatibilidad se mantiene incluso si uno decide ampliar los componentes de su sistema domótico, como, por ejemplo, añadir nuevas luces a la casa o domotizar nuevas zonas previamente controladas de forma tradicional: en cuanto estos dispositivos puedan integrarse en el sistema domótico, serán controlables a través de las plataformas de Google, Amazon, Apple, IFTTT y Home Assistant.

Otras dos ventajas de un hogar inteligente conectado a las plataformas de estas grandes tecnologías, además de la seguridad y el control remoto, son la flexibilidad y el ahorro energético.

  • Flexibilidad porque, en función de nuestras necesidades, podemos crear rutinas y escenarios siempre diferentes, simplemente utilizando las respectivas apps y permitiendo que el sistema se adapte a nuestra vida y a nuestros cambios, sin requerir la intervención de un profesional.
  • Ahorro de energía porque, aprovechando el control remoto y una vez creadas las rutinas adecuadas, se acabaron los aires acondicionados olvidados en funcionamiento o el dejar el sistema de riego en marcha mientras llueve.

Por último, está la cuestión del dinero. A menudo la gente se pregunta si todos estos componentes electrónicos consumen mucha electricidad: en realidad, los incrementos no son excesivos en comparación con los de un sistema tradicional, y en cualquier caso son insignificantes si se comparan con el ahorro que se puede conseguir a largo plazo.

Hemos hablado de sistemas construidos hace años y hemos hablado de hacerlos compatibles con las últimas tecnologías de Amazon, Google y Apple, pero ¿cómo se puede hacer esto?

La solución viene de la mano de Freedompro, empresa especializada en el mundo de la domótica, que ha creado Easykon.

Easykon es un dispositivo que se conecta al sistema domótico basado en la tecnología MyHome de Bticino o en el estándar domótico por excelencia llamado KNX, que permite evolucionar los sistemas domóticos, incluso los más antiguos, haciéndolos controlables por las plataformas inteligentes Apple, Google, Amazon Alexa, IFTTT y Home Assistant a través de una sencilla y rápida instalación. Instalar este dispositivo y emparejarlo con las plataformas es rápido y sencillo: una vez completado el procedimiento, tendrás acceso a todo tu sistema domótico a través del control de voz o de la app, incluso a distancia.

Gracias a Easykon, incluso su viejo sistema será actualizado y explotable a los niveles más altos que la tecnología puede ofrecer en 2021.

Spanish